martes, 15 de julio de 2008

Psicología de la Conducta - José Bleger

La Psicología y su objeto de estudio.

Podemos decir que la Psicología estudia los seres humanos, pero que indudablemente con esto no queda configurado ni delimitado con exactitud se campo de operación, porque muchas otras ciencias se ocupan del hombre y lo enfocan como objeto de estudio. La Psicología estudia los seres humanos, pero lo hace desde un ángulo o enfoque particular, que responde a la necesidad de atender determinado plano de su organización como seres vivos. Los intentos de gallar un objeto especifico y privativo, han conducido históricamente a la Psicología a definir su objeto de estudio como el alma, la ciencia, la mente o el psiquismo, olvidando que éstas son entidades abstractas con las cuales se reemplazan los fenómenos concretos. No hay tal cosa como alma, psique, mente o conciencia. Hay fenómenos psicológicos o mentales, pero el tributo no debe ser transformado en sujeto ni sustancia.

El Mito del Hombre Natural.

Postula la existencia de un estado o esencia originaria del ser humano, que se ha corrompido por la influencia de la civilización. De aquí se ha inferido que el camino correcto es la vuelta a la naturaleza. Aquí se implica que el hombre natural es bueno, y tiene cualidades que se pierden o perturban por la influencia de la organización social. El desarrollo de la cultura da así un barniz superficial al ser humano, pero debajo de ello se encuentra su esencia inamovible. Para Rousseau la cultura es algo artificioso antinatural que provoca la decadencia del ser humano. Sabemos que esta teoría es una fantasía de carácter religioso y no existe un sustento para tal. Sabemos que el hombre es un producto histórico, transforma la naturaleza y en ese proceso crea cultura y transforma su propia naturaleza.

El Hombre Aislado.

Supone que el ser humano es originariamente un hombre aislado, no social, que asimila con esfuerzo y gradualmente la necesidad de relacionarse con otros individuos. Esta abstracción está estrechamente relacionada con la del hombre natural, y ambas pasan por alto el hecho de que el hombre sólo es tal en función de ser social y que, incluso, el alto grado de individualidad del cual es un reflejo este postulado, es también un producto social.

El Hombre Abstracto.

Es un gran error de la Psicología y muy común. Consiste en estudiar al ser humano como determinado, aislado de las situaciones reales, históricas y presentes, en las que transcurre su vida y se forma su personalidad. La abstracción conduce tanto a la concepción del hombre aislado como a la del hombre natural. Por lo contrario la Psicología moderna tiende a considerar todos los fenómenos psicológicos como derivados de determinadas relaciones e interacciones concretas del ser humano, como ser social, con las situaciones reales de su vida.

Individuo-Sociedad.

Es una falsa antinomia. Supone que el individuo está limitado, distorsionado o coaccionado por la organización social. Se relaciona con el hombre aislado, que supone que el ser humano se relaciona insatisfactoriamente por necesidad. Es lo contrario del mito del hombre natural, en el cual el hombre es bueno y la sociedad es mala. Hay una permanente y estrecha relación entre individuo y sociedad y sólo se puede comprender el uno por el otro; como seres humanos, dependemos en alto grado de la naturaleza, de nuestros semejantes y de la organización social para satisfacer necesidades. Otra antinomia es la de Innato-Adquirido en donde se ha concentrado durante mucho tiempo la investigación y la polémica.

El Ser Humano.

Es caracterizado por lo siguiente:

  1. Contiene una naturaleza peculiar: La Humana, comprende que es partícipe de una síntesis integrada entre naturaleza y sociedad.
  2. Su condición de ser concreto: Pertenece a una cultura, a determinada clase social, grupo étnico etc., y que no es casual ni aleatorio, integra su ser y personalidad.
  3. Su condición de ser social: Solo por lo cual es un ser humano.
  4. Su condición de ser histórico: Tanto en sentido individual como social.
  5. Que pertenece a un ambiente social.
  6. No puede conocer la condición de ser humano solo por la reflexión.
  7. Porque puede pensarse a sí mismo: Produce sus medios de subsistencia.
  8. Esos medios de subsistencia crean la matriz fundamental de las relaciones humanas.

La Conducta en Psicología:

Conducta se refiere al conjunto de fenómenos observables o que son factibles de ser detectados. En el estudio del ser humano también se lo aplicó a todas las reacciones o manifestaciones exteriores, pero esto tiene la connotación de dejar de lado lo más central, los fenómenos propiamente psíquico y mentales que originan la conducta. Esto se asienta sobre un dualismo cuerpo-mente. Donde la mente es la fuente de todas las expresiones corporales. P. Janet describió una jerarquía de operaciones conductuales:

  • Conducta animal.
  • Conducta intelectual elemental,
  • Conducta media.
  • Conducta superior.

Watson fue el que convirtió la conducta en un “ismo”

Koffka incluye una división del comportamiento en procesos que denomina efectivos o reales y para los que se emplean conceptos funcionales, mientras que para los fenómenos o vivencias se utilizan conceptos descriptivos. La conducta externa e interna están acopladas por fuerza y accidentalmente, y además por esencia y unidad objetiva.

Incluimos asi bajo el término conducta, todas las manifestaciones del ser humano, cualesquiera sean sus características de presentación, ampliando de esta manera el concepto a sectores mucho más vastos que los que caracterizan al conductismo.

La Conducta como Fenómeno Central en la Psicología.

El estudio de la conducta se hace en función de la personalidad y del contexto social. La estudiamos como proceso no como una “cosa”. Las características son:

1. La conducta es funcional.

2. Implica siempre conflicto o ambivalencia.

3. Debe ser comprendida en función de su contexto.

4. Organismo vivo tiende a preservar un estado interno intacto.

Unidad y Pluralidad Fenoménica de la conducta.

· Conducta Concreta Corporal: enrojecimiento del rostro.

· Conducta Concreta del Mundo Externo: Ir a un sitio.

· Conducta de Manera Simbólica: Fenómenos mentales.

Estos fenómenos concretos y mentales se comportan en un dualismo sustancial, que se comportan como una unidad, por ejemplo, el rayo y el trueno.

Los psicólogos se hallan polarizados en dos grupos: los mecanicistas, para los cuales los estímulos producen movimientos y centran el estudio en esta relación, y los finalistas están interesado por el estudio de la relación entre los movimientos del cuerpo y los efectos resultantes. Pero además entre el estímulo y el movimiento, intercalan la existencia de los procesos simbólicos.

Áreas de la Conducta.

Las tres áreas están representadas por 3 círculos concéntricos empezando desde adentro hacia fuera se encuentran:

· Área Mental

· Área Corporal

· Área Mundo Externo

Coexistencia y Preponderancia de las Áreas de la Conducta:

Las tres áreas son siempre coexistentes, esta coexistencia de las tres áreas no excluye el predominio de alguna de ellas en un momento dado.

Cada área de la conducta no se corresponde con una distinta entidad sustancial y tampoco cada área es privativa de una ciencia en particular.

El predominio de las áreas de la conducta puede ser sucesivo y alternante cambiando e una a otra según la circunstancia lo amerite o puede producirse una cristalización y predominancia estable, en el ejemplo de personas esquizoides muy racionales el área estable predominante es el área mental, en cambio en personas con predominancia en el área corporal presentan una personalidad cicloide muy sensible que traducen todo a lo corporal. También puede experimentarse una contradicción sucesiva y alternante o estable de las áreas de la conducta, en este último caso aparece lo conocido como disociación de la conducta o división esquizoide.

José Bleger
PSICOLOGÍA DE LA CONDUCTA